Seguidores

viernes, 22 de septiembre de 2017

martes, 19 de septiembre de 2017

Nos engañaron con lo de la piedra...

No existen las personas 
que tropiezan dos veces 
con la misma piedra. 
Nadie es tan tonto como para hacer algo así. 

Existen las personas 
que saben que existe la piedra,
 pero quieren tropezar igualmente. 

Porque hay personas 
que aman el dolor y la angustia. 
Les hace sentir vivos; 
ellos lo saben, 
lo saben perfectamente. 
No tienen una venda en los ojos,
ni se guían por el corazón 
sin pensar en la razón. 
No, ellos piensan en cada paso al abismo 
y les gusta lo que hace daño. 
De una manera casi psicópata.

 Y está bien, ¿Cuántos tropiezos puede aguantar un ser humano a lo largo de su vida? 

Ahí debe estar el límite, supongo..
¿Por qué nos empeñamos en que todo sea perfecto? 
Es como en esas fotos del antes y el después.
Hay días malos, destructivos, horribles...
Sí, los hay y está bien sentirse mal.
Está bien sentir que eres una mierda 
porque no lo vas a ser toda la vida.
Las emociones son sólo momentáneas, 
escasas, únicas...
Me gusta sentirme inútil y vivirlo, sentir que me ahogo.
Llorar sin razón o querer morirme porque pienso que estoy en un túnel sin salida. 

Pero está bien. Todo está bien.

La rabia que no se deshecha puede resultar peligrosa.

¿Sabes qué es romántico?
Que conozcas todo sobre mí;
mis paranoias y mis miedos
y que todavía no te hayas ido.
Eso sí que es romántico 
y no las flores, 
las cartas 
y los bombones.

viernes, 15 de septiembre de 2017

lunes, 28 de agosto de 2017

Margaret Atwood.

Y muchos queridos lectores se convertirán, a su vez, en escritores. Así empezamos todos los que escribimos: leyendo. 
Oíamos la voz de un libro que nos hablaba.
Los enamorados nos envidian;
ellos también querrían volar
sin necesidad de darse la mano.

Que bonita eres.

Que bonita estás 
cuando eres libre.
Te pones 
ese vestido corto,
que alarga tanto 
la seguridad en ti misma.
Cuando llevas 
el pelo de colores;
loco y salvaje. 
Tu personalidad...
Que bonita eres 
cuando estás libre.

Jennifer Niven - “Aquí empieza todo”

Es real. Mientra sujete su mano, sé que no se desvanecerá delante de mis propios ojos.

miércoles, 2 de agosto de 2017

jueves, 27 de julio de 2017

Clumsy.

Tengo una fascinación por los ojos. 
Creo que son lo más sincero del ser humano, están tan estrechamente conectados con el cerebro, que en lo primero que se reflejan las emociones, es en la mirada.

Alejandra Pizarnik.

Esta lila se deshoja. 
Desde sí misma cae 
y oculta su antigua sombra. 
He de morir de cosas así.

Halsey- Ghost.

Me gustan los ojos tristes, 
los chicos malos y 
las bocas llenas de mentiras.

martes, 11 de julio de 2017

Un brindis.

Nos invadieron las penas
y se nos metieron dentro,
muy hondo.
Nos hicieron romper 
 los estereotipos 
que nos obligaban a creer
en los demás, más que en nosotros.
Hoy brindaremos 
porque no somos iguales 
y porque no queremos serlo.

Ideologías del corazón.

Me preguntabas 
que qué era amar...
Amar es que se pare el mundo,
pero que no nos separe.

domingo, 2 de julio de 2017

Resumirte en canciones
para oírte en bucle.

El pesar de amarte.

Rescatabas almas en pena
y penas del alma.
Me daba vuelcos el corazón
cuando eras adrenalina.
Bailaba para ti, 
para tus ojos avellana;
pieles que llegaban
y arrojaban en ti todo.
El pesar de amarte
y de que te amen.
Y me partieron tus párpados
que eran tormenta

viernes, 23 de junio de 2017

Franz Kafka, Cartas a Milena.

Por favor, tenga cuidado conmigo. 
A veces me pongo triste 
y no sé por qué.
Lo siento.

Consumir preferentemente.

Solo me quedan amores vencidos
por fechas de caducidad,
por consumo preferente
o por cobardía.

Tiempo detenido.

El mundo es 
de los que entienden 
que nada les pertenece 
y todo se trata 
de disfrutar lo que hay, 
cuando hay.


El amor que vence.

Desnutridos y sin latidos
por alimentar la rabia.
Descifrando horizontes 
sin memoria.
Queriendo ser todo, cariño 
cuando la nada nos rodea.
Bailando a cielo abierto
lamento tras lamento.


jueves, 8 de junio de 2017

Bailar los silencios.

Bailaremos 
sobre ruinas espirituales,
lloraremos 
todo lo que hemos callado
y nuestros silencios 
serán pasos 
hacia ningún lado.

El profesor, John Katzenbach.

Miró rápidamente a su alrededor. 
Los otros recuerdos estaban a punto 
de desaparecer para siempre.
Los malos tiempos que habían llegado
con demasiada frecuencia 
a lo largo de su vida.
Aprieta el gatillo y todo eso desaparece.